"El mundo es la casa de quienes carecen de ella"

Sherezade

lunes, 26 de noviembre de 2012

Chorba de Fes


Chorba de Fes

La chorba, junto con la harira, son las dos sopas clásicas del periodo del Ramadán. Con ellas, se empieza siempre la primera comida, a la puesta del sol y cuando se rompe el ayuno.

Se trata de sopas muy potentes y reconstituyentes y que se acompañan con dátiles y/o la famosa Chebakia, un dulce muy dulce, bañado en miel.

A pesar de que la harira, es la sopa marroquí por excelencia, la chorba, es más común en Argelia, Túnez o Egipto, de todas maneras, en Fes, tienen una chorba autóctona  que es esta que os presentamos hoy y coincidiendo con los días fríos que se os avecinan.

Es una sopa, como decíamos  muy potente, con un toque agridulce que la hace muy singular y que aparte de la básica  que es la que os presentamos, podemos aderezar con las especias u hortalizas que más nos gusten. Todo está abierto con la chorba.

Ingredientes {Chorba básica}

250 grs de ternera
Un hueso de ternero
2 zanahorias
2 nabos
2 ramas de apio
2 patatas
1 remolacha (opcional)
3 tomates
Perejil y cilantro
1 cebolla
Cúrcuma, comino, azafrán y cardamomo
1 cucharada de miel
Aceite, sal y pimienta
Fideos finos

Cortamos en pequeños trozos todas las verduras a excepción de los tomates. Ponemos en un olla un poco de aceite de oliva y las rehogamos, junto con la ternera, también cortada a pequeños trocitos y el hueso. Cuándo esté dorado, añadimos las especies a excepción del cardamomo, el perejil y el cilantro también picado e inmediatamente, lo cubrimos con agua, llevamos a ebullición.
Después de una hora aprox. pelamos los tomates y los trituramos con tenedor o en un mortero, junto con el cardamomo el perejil y el cilantro, añadimos junto con la cucharada de miel. Pasados unos minutos, añadimos los fideos.
Servimos muy caliente.


Tiempo de dátiles

Un año más, estamos en plena recolección.

Es muy común como ya comentábamos  acompañar las sopas y hariras con dátiles.

Lo que en un principio puede sorprender, por gustos y texturas tan dispares, ciertamente, aparte de nutritivo, es delicioso.

No encontraremos ningún otro arbol que represente el descanso, las vacaciones o el relax, como la palmera.

Según la interpretación de los sueños, se dice, que soñar con dátiles colgados de una palmera, es sinónimo de felicidad y alegría  Ignoro si será cierto, pero la palmera en el Sahara, es una fuente de materiales, aparte de la sombra y los magníficos dátiles con los que acompañar chorbas y hariras.
Probarlo.


Fez, Fes, فـاس




"La fuente estaba construida, sobre una base rectangular recubierta de zeliges, trabajada por los mismos artesanos que lo habían hecho en la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba. Una gran placa de mármol de Macael, traída ex profeso desde Almería, cubría la base principal de la fuente. El frontal, era un mural de zeliges, con formas aritméticas imposibles. Un gran caño en bronce, del que fluía incesantemente el agua y por la que, tanto la plaza como la misma fuente, habían conseguido una merecida fama. A ambos extremos de esa base rectangular, dos columnas, con pequeño capitel, aguantaban una decoración, de nuevo en madera de cedro, que culminaba, emulando la fachada de la foundouk, con tejas verdes de cerámica."
                                                
                                                                       Cuentos de Sidi Baqur

25 comentarios:

  1. Que completa y contundente! tiene que estar buenisima. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan esas sopas tan especiadas y acompañadas con dulce.

    Nunca he probado la chorba, si la harira y lo cierto es que parece muy simple de hacer. Nos animaremos.

    La fotografía de la fuente es maravillosa, IMPRESIONANTE diría, ¿está en el barrio andaluz, no? la cita también preciosa.

    Muacks

    Ruth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ruth.
      No, no está en el barrio andaluz, se trata de la fuente Nejjarine, en la plaza y barrio del mismo nombre, esa fuente es Patrimonio por la Unesco.
      No sabes como me alegro de que te guste la cita, en unos días sabrás porque.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me encanta la chorba. Es una delicia, Estas sopas tipo potaje entran de maravilla, calientan el cuerpo y te dejan bien satisfecho.
    En cuanto a los dátiles..... que buenos. Me gustan aquellos que son un poco secos, que venden en los puestos callejeros. Y si me los como sobre una duna, sentada contemplando esa inmensidad.... ya está todo dicho, que dicha!!!

    ResponderEliminar
  4. Descubrimiento del dia! Me encanta la cocina marroqui y más vuestro blog, por aqui me quedo para aprender de esta gran cocina!!!

    Besotes
    http://viajealcentrodelacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pascu, bienvenido, marhaba beikoum

      Eliminar
  5. No he probado ninguna de las dos sopas, pero su aspecto ya reconstituye y si encima va acompañada de dátiles, de los que soy gran apasionada, aún mejor. Vaya combinación, tengo claro que probaré esta chorba.
    Espero con ganas lo que nos explicaréis de esta magnífica fuente.
    Petonets

    ResponderEliminar
  6. Nos encantan las sopas marroquíes... la Harira la hacemos cada muy poquito tiempo, pero vamos a tener que probar también esta porque la pinta no desmerece nadita! :-)

    ResponderEliminar
  7. Qué recuerdos, esos olores y sabores que todavía me estremecen. ¿Sabes que siempre conocimos la Chebakia como "chuparquía"?...jejeje. Poblemas con el idioma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que buenos recuerdos me trae esa fuente y la plaza donde está ubicada, sentado en un cafetin que hay frente a la antigua fonduk ahora museo, es uno de los rincones de Fez con más encanto. Esa fotografía es preciosa.
    Siempre confundo la harira con la chorba, por lo que no podría decir si la he probado, he comido sopa con los dátiles y esos pastelitos tan dulces, posiblemente sea la chorba.
    Un abrazo.
    Ibn

    ResponderEliminar
  9. Primero daros las gracias por vuestro comentario y después deciros que la fotografía de la fuente es toda una belleza. La sopa tiene que estar delicosa tan contundente y especiada... acompañada de los dátiles tiene que ser increible, probaré. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  10. Llevo toda la mañana dándole vueltas a la leche condensada con coca-cola. No me lo puedo quitar de la cabeza y como pienso, que no se puede hablar, si no es con conocimiento de causa, me prepararé un vaso pequeñito y a ver que pasa. Ya os contaré.
    Estoy de acuerdo con Ibnbatuta, la foto de la fuente es una maravilla!

    ResponderEliminar
  11. Esta muy buena la chorba, en Ramadán con la chebakia.
    Oh, la fuente de Nejarin, este foto preciosa, la decoración en la escayola parece en esta foto que la ha hecho con el ganchillo.
    Gracias

    ResponderEliminar
  12. Mucho tiempo sin pasarme a comer por vuestra casa jejeje, os sigo aunque no escriba, un placer hacerlo

    ResponderEliminar
  13. Preciosa fuente con esa filigrana alrededor!. Sabéis que tengo una foto ahí mismo?. por supuesto no tan bonita como la vuestra que es una maravilla. La chorba la probé alguna vez, pero ya hace tiempo, así que gracias por la receta y por la historia de la palmera. Habrá que soñar más con dátiles en este país........ Besos

    ResponderEliminar
  14. Amante de las sopas y con ganas de probar las nuevas, quizás sólo quizás no le pondré remolacha! La fuente preciosa!!!Petons

    ResponderEliminar
  15. Pues sí que es una sopa completita... En casa somos muy soperos y yo siempre ando buscando nuevas sopas que nos calienten las barriguitas. A veces, incluso, la hacemos como plato único, con sus buenos trozos de carne o pescado, pasta o papas y, sobre todo, mucha verdura.
    La chorba que traes me parece fantástica. Me la llevo a mi cocina!
    Besitossssss

    ResponderEliminar
  16. Maravillosa la foto de la fuente, es preciosa. La chorba no la conocía, la harira sí y desde luego tiene esa pinta de contundente de las sopas de romper el ayuno. Habrá que reponer energías...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. No me imagino como puede saber esta sopa tan especiada, pero lo tengo fácil porque todos los ingredientes se encuentran fácilmente aquí (excepto unos dátiles tan deliciosos claro). Me apetece un montón probarla. Casi no sé si hacermela ya mañana o pasado que estoy sola, porque mi pareja es muy reticente a probar sabores nuevos....el muy tonto! Besinos!

    ResponderEliminar
  18. Pues contundente se le vé! y más después de ver esa lista de ingredientes, que imaginándolos todos juntitos ya se me calienta cuerpo y alma! espectacular sopa y espectacular relato! me ha como teletransportado...

    Abrazos salseros!

    Tito

    ResponderEliminar
  19. creo que hoy aparte de la sopa se lleva la palma este preciosa fuente¡¡
    unas sopas bien buenas
    una abraçada parella

    ResponderEliminar
  20. Una sopa de las que sirven para componer el cuerpo, como dicen en mi tierra. Tiene una pinta... madre mía. Espectacular!! Es de todo mi gusto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. qué preciosidad de fotos nos traéis siempre, no conozco la chorba y me parece sensacional, me ha encantado el azulejo ¿de mármol? qué dibujos tan bonitos, bss

    ResponderEliminar
  22. REsulta casi como un juego intentar imaginar cómo serán esas mezclas de sabores y olores que nos proponéis. Me quedo con lo de miel en la sopa y la calidez que llega de esa foto.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tus comentarios, leemos y agardecemos todos vuestros comentarios que nos dan vitalidad para seguir con nuestras recetas.

Intentamos responder a todos, cuándo podemos, nuestra conexión no es lo rapida y eficaz que nos gustaría.

No participamos en premios ni cadenas, no admitimos publicidad en el blog y por descontado, este, es sin animo de lucro.

Muchisimas gracias por haber llegado hasta aquí.

Esther & Jordi

Si quieres escribirnos:

cocina.marroqui@yahoo.es