"El mundo es la casa de quienes carecen de ella"

Sherezade

lunes, 14 de octubre de 2013

Safaryal Maasel {Membrillo gratinado}




Y con ellos llegó el otoño

Son bastantes las referencias que hemos hecho al safaryal o membrillo en el blog, como por ejemplo esta y es que este fruto, está presente en muchas recetas marroquíes en los meses otoñales, tanto en dulce como en salado, como acompañamiento o como primera estrella, como es el caso de la tajine safaryal de la que hablaremos un día de estos.

Contrariamente a lo que sucede en otras cocinas tanto españolas como americanas, la conocida carne de membrillo no es muy habitual, consumiéndose preferentemente, como acompañamiento de platos y/o postres, siempre cocinado y aliñado con otros productos como es el caso de este postre, muy sugerente y realmente bueno.



Ingredientes

4 membrillos
1 limón (zumo)
150 grs. de azúcar
Sal
100 grs. de oudi (mantequilla)
6 cucharadas de agua de rosas
1 cucharadita de canela
Unas galletas (preferentemente almendradas)
Almendras laminadas
Queso fresco o bien lben, yogur...


Empezaremos cortando los membrillos en cuartos, salamos y pintamos con el zumo de limón a fin de evitar la oxidación. Cocemos al vapor durante 20/25 minutos, en el agua de la cocción añadimos la mitad del agua de rosas. Una vez cocidos  fundimos en una sartén la mantequilla, añadimos la canela, el azúcar y el resto del agua de rosas. Cuando se nos forme el caramelo, caramelizamos los cuartos de membrillo, durante diez minutos girándolos continuamente. Trituramos las galletas, bien a mano o bien con un rodillo. 
Emplatamos, ponemos en en el centro unas cucharadas de esas galletas mezcladas con almendras laminadas y gratinamos unos minutos. Servimos tibio y acompañamos bien con queso fresco, lben o yogur natural.
Podemos hacerlo también siguiendo el mismo proceso con manzanas o peras.



Agua de rosas y safaryal


La combinación del agua de rosas con el membrillo, es todo un descubrimiento  y una delicatessen que te costará olvidar.

Al igual que sucede con otros ingredientes que se están haciendo un espacio en las cocinas occidentales, el agua de rosas es una de las que peor paradas salen. No se trata de un producto de fácil elaboración y su destilado ademas de ser laborioso, es caro y sometido en muchas ocasiones a picarescas y química en estado puro.

En los últimos tiempos, están apareciendo productos de mucha calidad, como por ejemplo la mayoría que comercializa esta marca Les Domaines, todos ellos naturales y seleccionados.

Si os gusta el membrillo, esta receta simple, os sorprenderá.

Feliz semana.

10 comentarios:

  1. Delicioso, y probaremos el agua de rosas con el membrillo, se me hace la boca agua, creo que es el momento de ponerme a desayunar! Un saludo amigos!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días! Muchas casa en la provincia de Pontevedra tienen en su finca un árbol de membrillo y es habitual preparar el tradicional dulce. Claro que de ahí al goce de la canela y el agua de rosas hay un largo camino.
    Tengo a Josep Pla pendiente de lectura desde hace tiempo y después de vuestras palabras ya me urge zambullirme en sus páginas. Un placer siempre encontraros por estos mundos virtuales.

    ResponderEliminar
  3. Todo un deleite para los sentidos. Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  4. Uso mucho los membrillos, sobre todo como acompañamiento de carnes, que nos encanta , o como confitura a la cual mi marido, si es casera le tiene verdadera dependencia y no le conviene, por el azúcar, pero así como la habéis presentado, no lo conocía y con el aroma del agua de rosas...... Ha de estar delicioso!! Me gusta la mezcla de productos que lleva. Acompañado con unas bolas de helado?

    ResponderEliminar
  5. Una forma distinta de preparar el membrillo. Yo no soy mucho de dulce de membrillo, pero lo suelo asar en el horno con canel ay alguna especie.

    Por cierto este fin de semana preparé el zumo de granada con las semillas de fenogreco. Puse una cuchardita por vaso de zumo.Las dejé macerar con un poco del zumo de la granada, al menos 1 día, pero me fue imposible machacarlas aun asi en el mortero. Como eran pocas... pues no entraron en la batidora. Las añadí hidratadas lo mas machacadas posibles, pero aun casi enteras al zumo y así lo tomé. Quizás hice una barbaridad, pero te puedo asegurar que el zumo tenía un aroma a fenogreco increible. Ya me direis si hice bien y si hice mal, que es lo que tengo qeu hacer. Gracias y buena semana.

    Virginia "sweet and sour"

    Por ciertoPor

    ResponderEliminar
  6. Els tinc que recollir aviat, eren una mica verds encara, m´enporto la recepta. Petonets

    ResponderEliminar
  7. Marcando la diferencia como siempre, no sabía que se comía el membrillo de otro modo que no fuese en dulce...gracias a vosotros me acabo de desenroscar media vuelta la boina ;))

    Besos

    ResponderEliminar
  8. que plato y tenedores mas bonitoooossssss. jobar!!!habra eb internet alguna pagina para cogerlo?gracias x las recetas

    ResponderEliminar
  9. Simplemente espectacular.

    Sois la monda...

    Muacks

    Ruth

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tus comentarios, leemos y agardecemos todos vuestros comentarios que nos dan vitalidad para seguir con nuestras recetas.

Intentamos responder a todos, cuándo podemos, nuestra conexión no es lo rapida y eficaz que nos gustaría.

No participamos en premios ni cadenas, no admitimos publicidad en el blog y por descontado, este, es sin animo de lucro.

Muchisimas gracias por haber llegado hasta aquí.

Esther & Jordi

Si quieres escribirnos:

cocina.marroqui@yahoo.es